Estas artesanías son el resultado del esfuerzo de muchas personas, de dar valor al trabajo hecho a mano y a lo elaborado con paciencia.

Todas ellas están hechas en Ruanda, a excepción de los cuencos de serpentina y los muñecos de lana, que los realizan y nos donan voluntarias españolas, y las postales con fotografías, que son material propio de Mil Colinas.

Las artesanías son una de las fuentes principales de financiación de Mil Colinas. Por un lado, contribuimos a la economía de las cooperativas artesanas que las realizan y, por otro lado, la diferencia entre el precio al que pagamos la artesanía en Ruanda y el donativo mínimo por el que se puede obtener en España, nos permite mantener nuestra escuela en Rukara (Ruanda).

Con ellas, pretendemos, además, dar a conocer una parte de la cultura ruandesa, rica y llena de colores, y llevaros un trocito de Ruanda a vuestro hogar.

Aquí tienes nuestro catálogo:

Descargar catálogo en PDF