Estas artesanías son el resultado del esfuerzo de muchas personas, de dar valor al trabajo hecho a mano y a lo elaborado con paciencia.

Todas ellas están hechas en Ruanda, a excepción de los cuencos de serpentina, que los realiza y nos dona una voluntaria, y las postales con fotografías, que son material propio de Mil Colinas.

Las artesanías son una de las fuentes principales de financiación de Mil Colinas. Por un lado, contribuimos a la economía de las cooperativas artesanas que las realizan y, por otro lado, la diferencia entre el precio al que pagamos la artesanía en Ruanda y la aportación mínima por la que se puede obtener en España, nos permite mantener nuestros proyectos en Rukara (Ruanda).

Este año es especialmente importante vuestra colaboración con las artesanías porque, después de ocho años, estamos a punto de conseguir la recaudación total para construir un centro educativo que contribuirá a que muchas más personas tengan acceso a la educación y aportará más calidad a nuestro trabajo. ¡Nuestro reto es empezar a construir a principios de 2020!

Con ellas, pretendemos, además, dar a conocer una parte de la cultura ruandesa, rica y llena de colores, y llevaros un trocito de Ruanda a vuestro hogar.

Aquí tienes nuestro catálogo:

Descargar catálogo en PDF